Sola

Hace un par de meses, escribí esto para mi blog “personal”, pero creo que es necesario retomarlo…

He decidido estar sola por un tiempo. Y con sola, no me refiero a aislarme de las personas, sino a aislarme del amor de pareja y las “mariposas” en el estómago, para concentrarme en mí y crecer como persona.

He decidido dedicar más tiempo a lo que me apasiona, a mis amigos y familia. Leer más, escribir más (especialmente la tesis) bailar más, cantar más, sonreír más, ser feliz por mí misma.

He decidido depurarme de lo que y de quienes me hacen daño: malos hábitos, malas actitudes, malos pensamientos y “MALAS PERSONAS”.

He decidido dar lo que recibo.

No he decidido estar sola por depresión, ni por amargada, moda, o porque rompieran cruelmente mi corazón.

El hecho de que decida estar sola, no significa que cerraré las puertas de mi corazón.

Porque estar sola no es ser una persona apática, sino una persona que aprende a conocerse a si misma y de este modo se relaciona con personas que en verdad valen la pena.

Por esto te aconsejo que no busques a alguien para llenar tu soledad, es la peor cosa que puedes hacer. Temer a la soledad, es la muestra más clara de miedo y disgusto hacia ti. Es no saber que la felicidad se encuentra en ti, y no en otras personas u objetos.

Estoy sola, porque quiero. FIN